A pesar de lo que te hayan contado los medios, la plusvalía municipal no desaparece. ¿Realmente sabes cómo te afecta la sentencia del Tribunal Constitucional en el pago y reclamación del impuesto?

Seguro que las últimas semanas has leído en las noticias que el Tribunal Constitucional ha emitido una sentencia sobre la plusvalía municipal.

En muchas ocasiones lo que se dice en los medios de comunicación no se ajusta demasiado a la realidad. Supongo que será por las prisas de la noticia.

Después de haber leído la sentencia y analizado sus consecuencias (lo que lleva su tiempo si quieres ser rigurosa), es el momento de arrojar algo de luz sobre la plusvalía, la sentencia del TC y sus consecuencias.

Con esta entrada quiero despejar la confusión que se ha podido generar, y que tengas claro cual es el impacto y el alcance de esta sentencia.

Aunque no sea tu caso, te recomiendo que hagas una lectura porque, tarde o temprano, este impuesto  acaba apareciendo en tu vida.

¿Qué es la Plusvalía Municipal?

Llamamos plusvalía municipal lo que formalmente se denomina «Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana».

Como su nombre indica, grava el aumento de valor de las propiedad inmobiliarias urbanas, y está regulado en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (LHL).

Dado que este incremento se produce en el tiempo, el impuesto se calcula a partir de la diferencia de valor entre dos momentos concretos:

  • Desde el momento en que se adquiere
  • Hasta la fecha en que se transmite

Es decir, que cada vez que se transmita un inmueble, deberá liquidarse este impuesto, tributando por la ganancia que se haya producido hasta ese momento.

La plusvalía municipal grava el incremento de valor de los inmuebles en el tiempo

Un esquema de cómo funciona la plusvalía municipal

La transmisión puede ser por diferentes motivos:

  • Por un fallecimiento (transmisión «mortis causa»). En este artículo también te hablo de la plusvalía en ese caso
  • A través de compraventa o donación (transmisión «inter vivos»)

Así que no pienses que deberás pagar este impuesto sólo cuando vayas a vender tu piso. Hay más situaciones en las que debe pagarse plusvalía.

La responsabilidad del pago del impuesto (sujeto pasivo) dependerá de la operación:

  • Si se trata de una donación, deberá hacerse cargo quien la recibe (donatario)
  • Por el contrario, en una compraventa deberá pagar el impuesto la parte vendedora
  • En caso de fallecimiento el pago de la plusvalía municipal corresponde a los herederos

Plusvalía municipal cuando se produce una transmisión con pérdidas

Desgraciadamente, en los últimos años han sido frecuentes las transacciones de viviendas donde los propietarios han perdido dinero.

Ya sea por necesidades económicas o porque el precio de los pisos ha bajado, el hecho es que la transmisión se ha realizado por menos valor que la adquisición.

Eso no ha sido obstáculo para que los ayuntamientos hayan cobrado el impuesto de plusvalía, a pesar de que no hubiera incremento de valor.

Se da la paradoja de que esa es la razón de ser del propio impuesto: el incremento de valor de los terrenos.

Los casos más sangrantes han sido aquellos en los que, a pesar de entregar el inmueble como pago de una deuda hipotecaria («dación en pago»), los deudores han tenido que hacer frente a la pesada carga que supone la plusvalía municipal.

¿Por qué pagar plusvalía municipal si el inmueble vale menos?

Te preguntarás donde está el truco.

Realmente no hay trampa. Hay una normativa incompleta.

A la hora de liquidar el impuesto, los ayuntamientos no tienen en cuenta el valor real de la transmisión.

En su lugar utilizan el valor catastral del suelo en el momento de la transmisión.

La plusvalía municipal tiene en cuenta el incremento del valor del suelo

Explicación de por qué pagas una plusvalía a pesar de que tu piso haya bajado de precio

Para saber cual es ese valor, sólo necesitas tener a mano un recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

En este ejemplo de recibo puedes ver el valor de suelo que se utiliza para el cálculo de la plusvalía municipal

En este ejemplo de recibo de IBI puedes ver el valor de suelo que se utiliza para el cálculo de la plusvalía municipal

En la práctica, para un ayuntamiento los inmuebles siempre aumentan su valor.

La razón es sencilla: son los propios ayuntamientos quienes establecen los valores de suelo, les asignan subidas y aplican revalorizaciones teóricas.

Esto hace que el sistema de liquidación de la plusvalía municipal sea totalmente ajeno a la realidad económica.

O dicho de otra manera: que les importa un rábano si compraste un piso a un precio elevado y ahora lo vendes por un precio irrisorio.

A sus efectos ha existido un incremento (al menos teórico) y por lo tanto tendrás que pasar por caja.

La Sentencia del Tribunal Constitucional sobre la Plusvalía Municipal

El Tribunal Constitucional ha emitido una sentencia de calado, tanto por el alcance de la misma como por el fondo del asunto.

Así que vayamos por partes.

La sentencia afecta a la plusvalía en todos los ayuntamientos a nivel nacional

Lo primero y más importante es que esta Sentencia afecta a Ley Reguladora de las Haciendas Locales, (Real Decreto legislativo 2/2004 de 5 de marzo).

Esta norma se aplica en todos los ayuntamientos a nivel nacional.

Hasta la fecha había otros pronunciamientos del TC, pero sólo se referían a normativa específica de territorios forales.

Con esta nueva sentencia, la plusvalía municipal recaudada por cualquier ayuntamiento es susceptible de ser revisada.

Debe existir un aumento de valor en el terreno (capacidad económica)

Para ponerte un poco en situación, debes saber que la Constitución Española dice lo siguiente respecto a los impuestos:

«Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.»

art. 31.1 CE

Es el denominado principio de capacidad económica que, como puedes ver, viene a decir que cada uno de nosotros contribuye al fisco según su riqueza.

Basándose en ese artículo, el Tribunal Constitucional reitera lo mismo que en sentencias previas sobre la forma en que calcula la plusvalía municipal.

Reproduzco un extracto de una sentencia citada donde el argumento es demoledor:

«[…] lejos de someter a tributación una capacidad económica susceptible de gravamen, les estaría haciendo tributar por una riqueza inexistente, en abierta contradicción con el principio de capacidad económica del citado art. 31.1 CE […]»

En conclusión: la norma que regula la plusvalía municipal (LHL) tiene preceptos inconstitucionales.

Efectos prácticos de la Sentencia

Con este nuevo pronunciamiento no estarás obligado al pago de la plusvalía municipal si no se ha producido un aumento de valor entre la adquisición y la transmisión.

Obviamente, también significa que no existe obligación del pago del impuesto en caso de disminución de valor con pérdidas para el transmisor.

La Sentencia NO declara la Plusvalía Municipal inconstitucional

Esto es importante, porque quizás es el principal motivo de confusión sobre este asunto.

El TC no ha dicho que la plusvalía municipal sea inconstitucional.

La sentencia dice que, al considerar sólo los incrementos de valor en el cálculo de la plusvalía (y no las disminuciones), se está vulnerando el principio de capacidad económica.

Siendo rigurosa,  el TC entiende que solamente para los casos donde no ha existido incrementos de valor en los inmuebles, los preceptos de los arts. 107.1, 107.2 a) y 110.4 de la Ley de Haciendas Locales son inconstitucionales.

Por esa razón debe modificarse la redacción de la Ley de Haciendas Locales para que tenga encaje en la Constitución.

Si alguien te dice lo contrario, o no está lo suficientemente informado o directamente te está engañando.

Así que, como siempre te aconsejamos, no te fíes de esos anuncios o noticias donde todo es de colores y te prometen recuperar todo lo que has pagado con una espada flamígera a lomos de un caballo blanco.

Escenarios Posibles de Pago de la Plusvalía Municipal tras la Sentencia del TC

Tus opciones pasan por tres escenarios diferentes:

  1. Que hayas transmitido un inmueble por importe superior al valor de adquisición
  2. Por el contrario, que el inmueble se haya vendido o transmitido por importe inferior al que lo adquiriste o recibiste
  3. El último escenario posible es que no hayas ganado ni perdido con las operaciones

Plusvalía en caso de ganancia en la  transmisión

En este caso has sido tú quien ha determinado el valor del inmueble, fijándole un precio superior con respecto al inicial de adquisición.

Con ello directamente has asumido y reconocido voluntariamente su aumento de valor.

En este caso los efectos de la sentencia no te afectan en absoluto, ya que estás dentro de la premisa del impuesto y tendrás que abonarlo en la cuantía resultante.

Plusvalía en caso de pérdida en la transmisión

Te encuentras en esta situación si has vendido o transmitido el inmueble por importe inferior al que lo adquiriste o recibiste.

Este es el gran cambio, ya que con las acreditaciones oportunas podrás eximirte del pago del impuesto.

Plusvalía sin ganancia o pérdida

Aunque no es habitual, puede ocurrir que en tu caso la adquisición y la transmisión se haya convertido en «lo comido por lo servido».

Ojo con esto: sólo debes tener en cuenta los valores de transmisión y adquisición, excluyendo los impuestos o tasas que hubieras tenido que pagar cada caso.

Al igual que en el escenario anterior podrás reclamar y librarte del pago de la plusvalía.

En caso de que ya lo hayas abonado, también podrás recuperar el pago.

Eso si, siempre que pruebes debidamente que no ha existido un aumento de valor en el inmueble.

A la hora de liquidar una Plusvalía: ¿Impago del Impuesto o Reclamación de lo pagado?

Puede ocurrir que estés en medio de un período de liquidación de una plusvalía, bien sea por herencia o donación, por compraventa o por (esperemos que no) dación en pago.

En este caso te estarás haciendo la siguiente pregunta: ¿dejo de pagar el impuesto o pago ahora y reclamo después?

La sentencia obliga a adaptar la normativa actual al pronunciamiento y prever esta exclusión del impuesto en situaciones «inexpresivas de capacidad económica».

Pero lo cierto es que, hasta que no se produzca el cambio, la Ley de Haciendas Locales (LHL)  sigue vigente en su redacción actual.

Por esa razón mi consejo es que vayas sobre seguro: liquida y abona el impuesto y acto seguido inicia la reclamación.

Soy consciente de que puede no ser la mejor opción en tu situación económica actual, pero con mis clientes prefiero asegurar un resultado.

Hay muchos ayuntamientos que ya están teniendo en cuenta esta sentencia.

Otros, por el contrario, prefieren esperar a que las nomas digan otra cosa.

En esos casos, aunque tengas razón, al impago del impuesto puede que tengas que añadirle sanciones y recargos del propio ayuntamiento.

Cómo reclamar la devolución de la plusvalía municipal cobrada indebidamente

Tanto si decides seguir mi consejo como si has realizado el pago y te encuentras en uno de los supuestos de devolución, deberás seguir estos pasos.

Una vez auto-liquidado el impuesto y pagado, deberás iniciar la vía administrativa extrajudicial de inmediato.

Para ello debes presentar en el Ayuntamiento una rectificación del impuesto, solicitando la devolución del pago por indebido.

No te asustes: es un procedimiento fácil y gratuito.

Recibirás la respuesta de tu ayuntamiento a tu reclamación, donde te indicarán al final los pasos siguientes y recursos que puedes plantear.

En el caso de que la respuesta sea negativa y finalices la vía administrativa, solo queda acudir a la vía judicial.

Antes de iniciar este camino, ya sabes que siempre te aconsejo que te asesores adecuadamente.

Recuerda que hasta que se modifique la normativa, esta sigue siendo aplicable.

A pesar de ello, ya existen sentencias de nuestros Tribunales que acogen el criterio del TC  y resuelven favorablemente sin necesidad de la nueva redacción:

Pruebas, justificantes y documentación necesaria para reclamar la plusvalía

Recuerda: podrás reclamar siempre que no haya ganancia.

En los casos en los que sea posible la reclamación deberás aportar con tu escrito de reclamación:

  • El justificante de auto-liquidación del impuesto y su carta de pago
  • Las pruebas documentales necesarias para acreditar que realmente no existió beneficio en la transmisión

En este último caso deberás demostrar que no hubo aumento de valor en el inmueble.

A modo de ejemplo, pueden servirte documentos como tasaciones oficiales, escrituras notariales o informes periciales del inmueble.

Plazo para reclamar la devolución de la plusvalía

Debes saber que NO todos los pagos del impuesto de plusvalía municipal son reclamables.

Este impuesto esta sujeto a un plazo de prescripción, por lo que solo puedes reclamar si has pagado y auto-liquidado el impuesto dentro de los últimos 4 años.

Si estás dentro de ese plazo, mi consejo es que no pierdas el tiempo y reclames cuanto antes.


Muchos clientes me han consultado creyendo que el impuesto es inconstitucional per se , y por lo tanto nulo e inaplicable.

De nuevo insisto en que esa información NO es cierta.

Ya sabes que mi propósito con este blog es ayudarte a defender tus derechos.

Para ello debes conocerlos previamente, y eso sólo es posible con una información rigurosa.

Para finalizar, si has pagado recientemente una plusvalía municipal comprueba si puedes reclamar la devolución del impuesto.

Como siempre, estoy a tu disposición para resolver cualquier duda.

Puedes dejar un comentario en la entrada, o puedes ponerte en contacto a través de la página de Facebook.

Gracias por leernos.

 

Plusvalía Municipal: La realidad sobre la sentencia del Tribunal Constitucional
4.5 (90%) 2 votos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en las redes!

¡Defiende tus derechos!

Suscríbete y recibe todas las novedades de la página gratis en tu correo electrónico.