Herencias

Todo lo que necesitas saber sobre una herencia

Todo lo que necesitas saber sobre una herencia

Todo lo que necesitas saber sobre una herencia. Imagen: Simeon Muller @ Unsplash

Tanto si buscas dejar tu herencia bien atada como si estás a punto heredar, estas son las preguntas que debes hacer y las respuestas que necesitas.

Si hay una temática legal llena de tópicos esa es, sin duda, la relacionada con herencias.

Por esa razón vamos a empezar dejando las cosas claras: probablemente todo lo que hayas oído hasta ahora sea falso o, al menos, incompleto.

Así que olvida todo lo que creías saber y lee con atención. Seguro que te llevas alguna sorpresa.

En este artículo intentaremos explicarte en detalle los tópicos que consideramos más relevantes, ya que son la base para que tomes decisiones acertadas.

Recuerda que sobre este asunto algunas Comunidades Autónomas tienen su propia legislación foral (p.ej. Euskadi, Navarra, Aragón, Cataluña, Baleares, Galicia).

Aunque muchos elementos son comunes, en este artículo te daremos una visión desde el punto de vista del Derecho Común (donde se aplica el Código Civil).

Partes de una herencia: Herederos forzosos y herencia legítima

Seguro que habrás leído y escuchado infinidad de versiones sobre las partes de una herencia.

Por ejemplo, que una herencia se divide en tres partes (legítima, mejora y libre disposición).

Y aunque esa afirmación no es del todo incorrecta, puede  dar lugar a interpretaciones equivocadas.

En la practica una herencia tiene dos grandes bloques: la parte de herencia legítima y la parte de libre disposición.

La parte legítima es aquella que debe reservarse a los herederos forzosos. De ahí que también se les conozca como «legitimarios».

Con respecto a una persona difunta serían herederos forzosos:

  • Sus hijos y descendientes (respecto de padres y ascendientes)
  • Si no tuviera hijos o descendientes, sus padres o ascendientes
  • Su cónyuge viudo o viuda, como te explicaremos más adelante

Herencia de padres a hijos (y descendientes)

Cuando son los hijos y descendientes los que heredan, les corresponden de forma legítima dos terceras partes del patrimonio.

Ahora bien, uno de esos dos tercios puede repartirse entre esos mismos herederos como a uno le venga en gana, mejorando su parte respecto al resto.

De ahí que a ese tercio se le conozca como tercio de mejora, y al otro como tercio de legítima estricta o corta.

Una creencia muy común es pensar que sólo se puede mejorar a un heredero, lo que es falso.

El tercio de mejora puede distribuirse libremente entre uno o varios herederos forzosos.

En esta imagen lo verás un poco más claro. Si te fijas, notarás que el cónyuge tiene derecho al usufructo. Hablaremos de eso más adelante.

Esquema de herencias de padres a hijos

Esquema de herencia forzosa de padres a hijos

Herencia de hijos a padres (o ascendientes)

Cuando son los padres los herederos legítimos la cosa cambia sustancialmente.

A los ascendientes les corresponde la mitad del caudal hereditario, siempre y cuando no haya viudo o viuda.

Si el fallecido deja viudo o viuda, esa mitad se verá reducida a sólo un tercio (art. 809 CC).

Herencia legítima de hijos a padres (y ascendientes)

Esquemas de herencia legítima de hijos a padres (y ascedientes)

Herencia entre cónyuges

El cónyuge de un fallecido es también heredero forzoso siempre que no este divorciado o separado legalmente.

Ahora bien, sigue unas reglas diferentes en todos los casos, ya que es heredero legítimo del usufructo de los bienes.

¿Y eso qué significa? Que lo que hereda es el derecho a usar y disfrutar los bienes, no la propiedad.

Hay muchos equívocos con la legítima en usufructo del cónyuge,  por eso quiero hacer hincapié en este apartado.

Por supuesto que un cónyuge puede heredar la propiedad de un bien si, por ejemplo, así consta en el testamento y este último respeta la legalidad.

Lo que debes tener claro es que la Ley les reserva el usufructo de una parte de los bienes del difunto que siempre debe respetarse.

Según con quien concurra el cónyuge a la muerte de su pareja, debemos aplicar reglas diferentes para cuantificar su legítima:

  • El usufructo sobre el tercio de mejora si concurre con los hijos o descendientes
  • Si concurre con los padres o ascendientes, le corresponderá el usufructo sobre la mitad de los bienes
  • En el resto de casos (p.ej. cuando no hay hijos ni descendientes ni padres ni ascendientes del fallecido) le corresponderá el usufructo sobre dos tercios de la herencia

Quienes NO son herederos legítimos

Si ya existe confusión con los herederos legítimos, aquellos que no lo son dan lugar a polémicas familiares.

Por eso vamos a intentar resumir algunos de los casos más habituales de relación/parentesco donde la Ley no obliga a nada.

Recuerda: los herederos legítimos o forzosos son aquellos a quienes debe respetarse al menos una fracción del caudal hereditario.

Esto es así porque lo dice la Ley. Y son los que hemos mencionado en apartados anteriores.

Por lo tanto, no son herederos legítimos:

  • Novios/as o parejas de hecho
  • Hermanos
  • Primos, tíos, sobrinos, etc.
  • … y así sucesivamente con cualquier otro tipo de parentesco

Herencia Legítima en Parejas de Hecho

Si recuerdas, en nuestro artículo sobre mascotas y rupturas te hablábamos de que una pareja de hecho es una versión descafeinada de un matrimonio.

Este es un ejemplo de situación donde el Código Civil no les reconoce ningún derecho sucesorio.

Si lo hacen, sin embargo, determinados territorios forales o con normas especiales de derecho sucesorio (Galicia, Navarra, Euskadi, Aragón, Cataluña, Islas Baleares, etc.).

Así que, con el Código Civil en la mano y  resumiendo lo que has leído hasta ahora:

  • Si convives como pareja de hecho no te corresponde nada de la herencia, a menos que aparezcas en el testamento
  • En el caso de que tengáis hijos, por supuesto serán herederos legítimos, pero la pareja viuda no tiene derecho al tercio de mejora en usufructo
  • Cuando no haya hijos en común, los padres del fallecido tendrán derecho a la mitad del caudal hereditario

Por esa razón si aún seguís en este régimen, mi consejo es que os caséis (aunque sea por la vía civil en un juzgado) cuanto antes.

Puede que a pesar de mi consejo no queráis «pasar por la vicaría» porque es de católicos retro, ni tampoco formalizar un matrimonio civil porque eso es de burgueses acomodados.

En ese caso os sugiero que vayáis a un notario y dejéis hecho testamento a favor de vuestra pareja. Eso sí, respetando las legalidades.

Herencia Legítima entre Hermanos

Este apartado tenía que ponerlo porque realmente lo preguntáis. En serio. Mucho.

Y eso a pesar de que la respuesta es sencilla.

No existe herencia legítima (obligatoria) entre hermanos. Punto.

Herencia de libre disposición

Como has podido ver, siempre existe una parte de tu patrimonio que podrás dejar a quien te de la gana.

Vuelvo a insistir en esto: la herencia legítima es una porción que obligatoriamente debe respetarse.

Con el resto puedes hacer lo que quieras: Dejárselo a tus hijos, a la vecina, a señora que te cuidó en tus últimos años o a esa ONG que siempre te ha gustado.

Eres libre de disponer de esta porción en la forma que quieras. El único requisito es que dejes testamento.

Herencia sin testamento: el error más frecuente

Cuando una persona no deja testamento la Ley tiene previsto que hacer en esos casos.

Lo que es más importante: regula las personas, el orden y la forma de heredar.

Pero la ausencia de testamento no es el único escenario previsto en la Ley, ya que una persona puede haber dejado testamento, y que éste no sea válido.

También puede ocurrir que sólo haya dispuesto parte de sus bienes (sin decir nada sobre el resto).

Estos casos  opera lo que se conoce como sucesión intestada o abintestato, que básicamente significa que el difunto  no aclaró a quien dejar sus bienes o lo hizo incorrectamente.

Llegados a este punto, quizá sea recomendable repasar los criterios para saber quién tiene entonces derecho sobre una herencia.

Primera regla: parentesco

Si no existe testamento y el fallecido no indicó expresamente dejarte algo en herencia, sólo puedes ser parte interesada si te unía algún tipo de relación familiar.

Segunda regla: sigue las líneas

Como si de un dibujo se tratara, tienen preferencia los familiares más cercanos que se encuentren en una de las siguientes líneas de sucesión:

  • Primero en la línea recta vertical hacia abajo (descendientes del fallecido -hijos, nietos, etc.;
  • Luego hacia arriba (ascendientes -padres, abuelos, etc.)
  • El propio cónyuge viudo
  • Luego abre a los laterales (hermanos, sobrinos, etc.)
  • Termina con los tíos, primos, etc.

No olvides, como te decíamos antes, que tanto descendientes como ascendientes deberán respetar al cónyuge la parte legítima de la herencia en usufructo.

Al resto de familiares no les afectaría ya que en el caso de que hubiera cónyuge, estaría antes que ellos en la línea sucesoria para heredar.

Tercera regla: el vínculo más cercano excluye al más lejano

O dicho de otra forma: pasa al siguiente grado de la lista sólo si no has encontrado un familiar en el grado anterior.

Por ejemplo:

  • El hijo de un fallecido excluye a sus propios hijos (es decir, los nietos del fallecido)
  • El padre de un fallecido excluye a su abuelo

Y así sucesivamente (abuelos a bisabuelos, nietos a bisnietos, hermanos a sobrinos, etc.).

Herencia por representación

También puede ocurrir que una persona de determinado grado de parentesco haya fallecido antes que la persona de quien podría heredar.

En ese caso la línea sucesoria continúa por donde corresponda:

  • Los nietos heredarían en nombre de los hijos fallecidos
  • Los sobrinos heredarían en nombre de los hermanos fallecidos

Es lo que llamamos herencia por representación, y que básicamente es «el derecho que tienen los parientes de un fallecido a sucederle en los derechos que tendría si viviera o hubiera podido heredar» (art. 924 CC).

Hay dos reglas que debes tener en cuenta:

  • El derecho de representación sólo se da en línea recta descendente (hijos respecto a padres, nietos con respecto a hijos, etc.)
  • En una línea colateral sólo pueden actuar por representación hermanos con hijos de otros hermanos (sobrinos del fallecido)

… y después está la realidad

Aunque las líneas parecen claras, los árboles genealógicos suelen ser es bastante más retorcidos de cómo los estamos dibujando.

Así que la cosa puede complicarse tanto como queramos.

Imagina, por ejemplo, que los herederos de una persona son sus 3 hermanos, cada uno con dos hijos, de los que 2 han fallecido dejando sobrinos del difunto con capacidad para heredar.

Lo bueno es que la Ley tiene previstos casos como éste y otros muchos más complejos.

Lo malo es que si te lo contamos aquí probablemente necesitaríamos varios artículos específicos y tampoco te lo dejaríamos más claro.

Por esa razón, si estás en alguno de esos casos, te proponemos que nos envíes tus dudas al buzón de contacto e intentaremos ayudarte a resolverlas.

Mi consejo: no esperes para hacer testamento

En cualquier caso, mi argumento principal (y mi consejo) es que todo esto puedes evitarlo con dos simples pasos:

  1. Acude a un notario
  2. Deja escrito un testamento

Y con lo de dejar testamento no me estoy refiriendo al típico manuscrito que te imaginas en las películas americanas, abierto solemnemente en presencia de todos los beneficiarios.

Esta última opción es posible, pero al final acaba dando problemas.

Me refiero a uno un poquito menos teatral que sencillamente diga: «Dejo a mis hijos y herederos legítimos Fulano, Mengana y Zutano en la forma siguiente…

Quizá no te importe demasiado porque ya no estarás cuando suceda.

Pero esta sencilla operación (que te costará unos 60 euros) ahorrará a tus herederos varios trámites previos a la adjudicación de la herencia y otros tantos euros más en gestiones y notarías.

Lo que si te aconsejo es que si decides hacerlo, te asesores adecuadamente para hacerlo bien.

Recuerda que aunque  el Notario debe informarte de los escenarios legales en tu caso concreto, finalmente  se limitará  a dar fe (dejar constancia) de tu voluntad.

Dicho  de otro modo, si no se realiza correctamente quizá el mal sea aun mayor, y estarás dejando a tus sucesores complicados trámites y mayores gastos.

Puede no convenir aceptar una herencia

Cuando una persona acepta sin más una herencia, acepta lo bueno y lo malo, absolutamente todo, bienes y deudas del fallecido.

En el peor de los escenarios podrás verte teniendo que hacer frente a estas deudas aceptadas con tu propio patrimonio, lo cual es terrible.

Si sabes a ciencia cierta que el fallecido era un poquito manirroto y que no saldó sus deudas, tu dilema se centra en aceptar o renunciar a la herencia.

Por eso es importante que sepas que existe una tercera opción.

Aceptación a beneficio de inventario

Consiste en aceptar las deudas del difunto pero solo hasta donde cubra el valor de los bienes, de tal forma que tu propia economía queda a salvo.

Si pagadas todas las deudas sigue quedando sobrante será tuyo. ¿Es una buena alternativa, verdad?

Ten presente que esta aceptación excepcional  esta sujeta a un plazo breve de tiempo y a una serie de formalidades y exigencias.

Por esta razón es aconsejable que lo valores con profesionales que analicen tu asunto y te ayuden.

Eso sí, no lo puedes demorar porque el tiempo es muy reducido para optar por esta alternativa.

Es posible desheredar

Efectivamente es posible desheredar. Pero cuidado porque este término puede no ser lo que parece.

Desheredar va unido siempre al concepto de heredero forzoso.

Dicho de otro modo, consiste en quitar expresamente la parte legítima a las personas que tienen derecho a ella.

Recuerda: son legitimarios hijos, descendientes, padres, ascendientes y cónyuge viudo.

Es decir, la desheredación no consiste en quitar la condición de heredero,  sino en privar al heredero forzoso de su legítima.

«El heredero forzoso no es forzoso que sea heredero»
Máxima legal

La desheredación no es un tramite sencillo , está sujeto a formalidades relevantes.

Por ejemplo, debe hacerse en testamento con concreción nominal del legitimario a desheredar.

Además debe precisarse la causa que lo motiva.

Ten clara otra cosa: Sólo y exclusivamente cabe la desheredación por los motivos y causas que establece la Ley (art. 848 y concordantes CC).

Así que si estás pensando en desheredar porque tú lo vales (o amenazas con hacerlo), ten presente que no será tan sencillo.

Si lo han hecho contigo, siempre te queda la vía judicial con la acción de la nulidad.

Pero cuidado. Aunque los motivos de desheredación son los que son, también es cierto que en los últimos años han crecido el numero de sentencias de juzgados y audiencias interpretando estas causas y su alcance de forma más abierta y flexible.

Por ello, con estas interpretaciones menos rígidas de las causas legales para desheredar, se observa una evolución jurisprudencial .

Es decir, los juzgados pretenden adecuar las causas legales a la realidad social, y  esto no puede perderse de vista.

Así que, en estos casos, especialmente, mi consejo es que te informes debidamente.

Cómo afecta la herencia a tu régimen matrimonial

Lo primero que debes tener claro es que los bienes recibidos por herencia o donación son privativos de quien los recibe.

Esto significa que, con independencia del régimen económico matrimonial en el que te encuentres,  los bienes son tuyos y nada le corresponde (en principio), a tu cónyuge.

Ahora bien, hay determinadas cosas que debes tener presentes si te encuentras en según qué régimen.

Herencia en régimen de gananciales

Si tu matrimonio está sujeto al régimen de gananciales y recibes por herencia o donación un bien inmueble (vivienda, garaje, finca, etc.) la titularidad es tuya y solo tuya.

Ahora bien, si decides alquilarla, los ingresos percibidos se consideran gananciales, y tu cónyuge tendrá derecho a la mitad de estas rentas.

De igual modo, si decides vender el inmueble que heredaste o te donaron, el precio obtenido de esta venta también se presumirá ganancial.

Mucho cuidado con esto: Los ingresos de un régimen ganancial se asumen comunes salvo que se acredite lo contrario.

En este último caso lo aconsejable es que inviertas el dinero obtenido dejando constar expresamente que el capital aportado es privativo tuyo.

De este modo, pese a estar en gananciales no hay margen al error o la duda.

Herencia en régimen de separación de bienes

No ocurre lo mismo si tu régimen es el de separación de bienes.

Tanto si alquilas como si vendes el inmueble que heredaste, las ganancias obtenidas son tuyas privativas y se incorporan dentro de tu patrimonio.

A tu cónyuge no le corresponde nada, a menos que tu expresamente quieras compartirlo.


Se que esta entrada ha podido ser un poco larga y densa, pero con ella pretendo que tengas en un único sitio todas las nociones básicas para entender el alcance de una herencia.

Si a pesar de ello tienes alguna duda, te invito a que la compartas a través de los comentarios o en nuestra página de Facebook.

Si tu duda es algo más personal, siempre puedes ponerte en contacto conmigo a través del correo electrónico.

¡Espero que te haya resultado útil!

Todo lo que necesitas saber sobre una herencia
5 (100%) 3 votos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en las redes!

¡Defiende tus derechos!

Suscríbete y recibe todas las novedades de la página gratis en tu correo electrónico.

2 Comentarios

  1. Manuel Vizoso

    Mi madre dejo herencia a favor de los dos hermanos al 50% .
    En la Notaria nos dijeron que al no tener bienes, únicamente una cta cte. no era necesario hacer ninguna gestión.
    ¿se tiene que aceptar igualmente la herencia?
    ¿para retirar el dinero, el banco puede negarse?
    ¿hay que presentar alguna liquidación por el dinero que tenía en el banco?
    Gracias y un saludo

    • mm

      Hola, Manuel,

      Gracias por tu comentario.

      Para que el banco permita a los herederos acceder a las cuentas y distribuir el dinero es imprescindible haber presentado el impuesto de sucesiones.

      También te requerirán el resto de documentación que os legitima como herederos (certificado de defunción, últimas voluntades, testamento o declaración de herederos, etc.)

      No es necesario hacer una aceptación y adjudicación de herencia para tener acceso a ese capital.

      A partir de la presentación de toda la documentación, los bancos abrirán lo que ellos denominan un expediente de testamentaría, que tiene un coste. Infórmate previamente para evitar sorpresas.

      Lo que no tiene un coste para ti es el certificado de saldos a fecha de defunción necesario para que presentes el impuesto. Recuérdalo cuando los bancos te quieran cobrar una comisión por facilitarlo.

      Espero que te haya resultado de ayuda.

      Un saludo.

Leave a Reply

Tema creado por Anders Norén