El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha emitido su sentencia relativa a los efectos de las cláusulas suelo nulas en los préstamos hipotecarios.

Con este artículo intentamos ayudarte a entender el alcance de esta decisión y, sobre todo, a conocer tus opciones legales tras el fallo del Tribunal.

Situación antes de la sentencia

El Tribunal Supremo ya dejaba claro  que la gran mayoría de cláusulas suelo existentes en los préstamos hipotecarios eran nulas por falta de transparencia [STS 1916/2013, STS 139/2015].

En sus sentencias ponía de manifiesto que dicha ausencia (de transparencia) era tanto  formal (con una redacción confusa para el ciudadano de a pie) como material (las entidades no habían facilitado al consumidor información suficiente para comprender el alcance de lo que firmaba).

Además de eso, entendían que eran cláusulas impuestas por la entidad, causando un desequilibrio importante en perjuicio de la parte más débil (el consumidor).

Es decir, el Tribunal Supremo desde el principio ha mantenido que esas cláusulas suelo eran abusivas, y por lo tanto nulas.

Cuando una cláusula se declara nula, según el Código Civil (art. 1303) ambas partes deben restituirse recíprocamente las prestaciones

La verdadera controversia con la sentencia del Supremo radicaba en los efectos de dicha nulidad en los contratos hipotecarios.

En una decisión que sorprendió a propios y extraños, el Alto Tribunal estableció el criterio de que sólo se devolverían las cantidades que el consumidor pagó indebidamente desde la fecha de sentencia (es decir, 9 de mayo de 2013).

Todas las cantidades pagadas hasta mayo de 2013 no serían reembolsadas.

Su principal argumento fue el efecto que la devolución total por parte de las entidades tendría sobre maltrecho sistema financiero nacional, y por lo tanto sobre la economía del país.

Lo que cambia con la sentencia del Tribunal Europeo

Fue entonces cuando se elevaron «sendas peticiones de decisión prejudicial» ante  el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Para entendernos: varios juzgados solicitaron al TJUE que confirmara si lo que decía el Supremo era conforme al Derecho Comunitario.

Y el TJUE ha respondido. Si tienes interés, puedes consultar la nota de prensa en este [enlace] y el texto completo de la sentencia en este otro [enlace].

En su fallo viene a decir que, con la normativa europea en la mano (Directiva Europea 93/13/CEE), una cláusula nula es como si no hubiera existido, por lo que no puede tener ninguna consecuencia para el consumidor. Ninguna es NINGUNA.

Por lo tanto no pueden ponerse límites temporales a la devolución de las cantidades pagadas indebidamente  como el Tribunal Supremo hizo.

¿En qué me afecta la sentencia?

Los efectos de la resolución dependerán de la situación en la que te encuentres. Estos son los escenarios posibles:

  • Que tengas sentencia firme
  • Que no la tengas
  • Que hayas firmado un acuerdo con el banco
  • Que no hayas hecho nada

Si ya tienes sentencia firme

Si has pasado por el juzgado y tienes una sentencia firme (es decir, que no puede ser recurrida), te encuentras en el peor de los escenarios.

La resolución de tu caso tiene «valor de cosa juzgada», por lo que desgraciadamente esta nueva sentencia no te afecta en nada. Por lo menos a día de hoy.

No obstante, nos resistimos a dar por perdida esta batalla, y estamos estudiando «artificios legales» que os permitan recuperar vuestro dinero.

Si no tienes sentencia firme

Estás en esta situación si eres de los hipotecados con procedimiento judicial abierto pendiente de sentencia, o si tu procedimiento judicial se encuentra suspendido.

Podrás beneficiarte del sentido de esta decisión siempre que hayas solicitado la devolución de todas las cantidades abonadas desde el inicio.

Si has firmado un acuerdo con la entidad

Si has negociado extrajudicialmente con tu banco o caja no podemos darte una respuesta general.

Los efectos dependerán del pacto al que hayas llegado con la entidad, por lo que deben analizarse las cláusulas concretas de dicho acuerdo.

Si todavía no has hecho nada

Realmente te encuentras en la mejor situación de todas.

Podrás recuperar todo el dinero que has pagado de más desde el primer momento en que la entidad os aplicó el suelo (no sólo desde mayo de 2013).

Una hipoteca promedio firmada a 30 años en enero de 2.009 (al EURIBOR+0,60% y cláusula suelo del 2,5% declarada nula) podría recuperar casi 6.000 euros más los intereses legales.

No dudes en aprovechar esta oportunidad, porque ahora es el mejor momento para reclamar al banco.

Pero tampoco te relajes, ya que la acción de nulidad tiene caducidad.

Los bancos tienen todas las de perder. Y lo saben.

Es muy importante que si la entidad te ofrece algún acuerdo tras esta sentencia, cuentes con el asesoramiento adecuado.

Estás en ventaja, ya que incluso en vía judicial, con el planteamiento adecuado, la entidad puede acabar asumiendo las costas del proceso.


Estamos a tu disposición para resolver cualquier duda y asesorarte en en esta materia. No dudes en ponerte en contacto con nosotras a través de cualquiera de los medios a tu alcance.

¡Reclama!¡Con todo el Derecho!

Cláusulas suelo: ¿En qué me afecta la sentencia del Tribunal Europeo?
4.3 (86.67%) 3 votos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en las redes!

¡Defiende tus derechos!

Suscríbete y recibe todas las novedades de la página gratis en tu correo electrónico.